Porque todo en la vida tiene que ver con el dinero

¡Mejor apréndelo a manejar!

lunes, 6 de octubre de 2008

En tiempos de crisis lo primero que tienes que hacer es llorar...digo ahorrar

Cincuenta y tantas maneras de ahorrar un poco más

Lo básico
1.-Muchas veces no ahorramos porque, simple y sencillamente, no tenemos en dónde hacerlo. Si tienes el dinero al alcance de tu mano, guardado en el cajón de tu armario o “debajo del colchón”, es muy fácil que despilfarres, que te venza la tentación o que seas víctima de un robo: Abre hoy mismo una cuenta de ahorro.
2.-Consigue que te descuenten automáticamente una parte de tu nómina y la depositen en tu cuenta de ahorros. Si tu empleador no puede realizar este trámite, tan pronto como recibas tu sueldo, separa una pequeña cantidad y deposítala de inmediato; así evitarás tentaciones.
3.-El ocio es la madre de todos los gastos, sobre todo de los innecesarios. Mantente ocupado en actividades que no impliquen gastar por “aburrimiento”.
4.-Identifícate. Saca tu credencial de estudiante, de la tercera edad, de la empresa en donde trabajas o de alguna organización a la que pertenezcas, y utilízala para obtener los descuentos que ofrecen algunos comercios.
5.-Anticipa, anticipa, anticipa. Planea tus compras para evitar “carreras” de última hora. Compra los útiles escolares en julio, no en septiembre, y los regalos navideños en octubre, no el 24 de diciembre.
6.-Distingue entre necesidades y necedades. Vivimos rodeados de publicidad, muchas veces engañosa, que nos induce a comprar lo que no necesitamos. Antes de comprar algo, pregúntate si es realmente indispensable.

Hogar, caro hogar
7.-A pesar de que vivimos en el mundo de lo desechable, recicla y reutiliza; los envases de productos pueden servir como recipientes, las bolsas del súper como bolsas para la basura…
8.-Procura medir las cantidades que utilizas; no es cuestión de volverte un “codo”, simplemente de evitar el derroche. Estamos acostumbrados a usar grandes cantidades de productos, generalmente innecesarias, que inducen el desperdicio y a un mayor gasto. Procura utilizar la mitad de shampoo, pasta de dientes, detergente, etcétera, para hacerlos rendir más.
9.-Arregla los pequeños desperfectos de tu casa antes de que se conviertan en problemas caros de resolver. Dar mantenimiento cada seis meses a los electrodomésticos (como el refrigerador y el congelador), aun cuando crees que no lo necesiten, previene problemas y alarga la vida de los aparatos. Gastar 300 pesos cada seis meses en mantenimiento preventivo es una bicoca si se compara con los miles de pesos que cuesta cambiar el motor o reponer un aparato descompuesto.
10.-Vuélvete hacendoso (y hacendosa): Aprende a cambiar focos, destapar cañerías y demás problemas caseros cotidianos para reducir las llamadas “de emergencia” (y consecuentemente, más caras) a plomeros, electricistas o mecánicos.
11.-Nunca vayas al supermercado sin llevar una lista de lo que necesitas; así evitarás las compras por compulsión. Limita tus compras “de antojo” a dos o tres artículos extra o a una cantidad de dinero predeterminada. Otra opción es realizar tus compras por teléfono o por Internet para apegarte lo más posible a lo que realmente debes de comprar. Independientemente de cómo realices tus compras, no olvides comparar precios entre las diferentes marcas del mismo producto.
12.-¿Realmente necesitas guardar en la alacena 5 litros de aceite o 3 tambos de detergente? Muchas veces las compras al mayoreo no implican ahorro sino desperdicio; compra en lote sólo los productos que realmente lo ameriten.
13.-No compres ningún artículo de más de 500 pesos sin comparar el precio en, por lo menos, tres lugares diferentes. La diferencia te va a sorprender. La Profeco cuenta con el servicio de “quién es quién en los precios”, en donde comparan el precio y las condiciones de venta de cientos de productos.
14.-Al comprar cualquier artículo electrodoméstico, pregunta sobre las condiciones de garantía, vigila que te entreguen la póliza correspondiente y archívala para que, en caso de algún desperfecto, la puedas utilizar.
15.-Ojo con las promociones del estilo “seis meses sin intereses” o “pequeñísimos pagos semanales”. Antes de comprar cualquier producto, calcula el precio final que vas a pagar; quizá te convenga esperar y pagarlo de contado (ÄCAP 7 para otros consejos en el uso del crédito).
16.-Las medidas de conservación ambiental (apagar luces, cerrar la llave del agua, etcétera) son buenas para la naturaleza y para el bolsillo. Vigila también que tus sistemas funcionen perfectamente para evitar costosas fugas.
17.-Contrata planes de celular, Internet y TV por cable adecuados a tus necesidades. ¿Pagas demasiados minutos extras en tu celular? Evalúa cambiar a un plan más amplio. ¿Ves los canales Premium de tu sistema de cable? Si no, cancélalos.

Tu automóvil
18.-Limita el uso de tu automóvil: Haz ronda con tus compañeros de oficina, camina u organiza tus viajes para realizar un mayor número de actividades en cada salida.
19.-No saques tu coche a la calle si no está asegurado.
20.-La mayor parte de los coches no necesita gasolina con un octanaje mayor a 87 (como PEMEX Magna); no gastes en gasolinas Premium.
21.-No postergues los servicios programados de mantenimiento. Así podrás evitar grandes descomposturas.
22.-Encuentra a un mecánico de confianza y, en caso de dudas sobre su diagnóstico, siempre pide una segunda opinión.
23.-Evita el Valet Parking; estaciónate tú mismo.

Compritas y comprotas
24.-Las baratas salen muy caras. Antes de comprar atraído por frases como “En rebaja”, “Descuentos,” “Pague dos y llévese tres”, evalúa si son artículos que realmente necesitas o solamente compras de emoción.
25.-¡Resístete! Por más tentador que sea, nunca compres un aparato electrónico o tecnológico al momento en que sale al mercado; mejor espérate dos o tres meses, plazo en el que su precio bajará significativamente. Lo mismo se puede decir de los autos, la ropa y el resto de artículos “de temporada”.
26.-Un buen truco es “contar hasta 24”: Si ves algo que consideres iiiiiiindispensable, no lo compres, espera 24 horas y dale vueltas en tu cabeza. Si al fin de ese plazo lo sigues considerando un gasto fundamental, adelante; si no, olvídalo.
27.-Cuidado con las compras en línea o por teléfono. No porque sean fáciles de ordenar quiere decir que son artículos que debes de comprar. Recuerda, también, que no existen las “soluciones mágicas” que muchos de ellos ofrecen.
28.-No compres por compromiso. Aprende a decir que no a los amigos que venden joyería, ropa o zapatos. Si te invitan a la demostración de algún producto, y no tienes el autocontrol para evitar comprar, discúlpate con un simple “No, muchas gracias”.
29.-Opta por prendas clásicas que no pasen de moda en dos semanas; vigila que los materiales y hechura sean de calidad, y considera el costo de su cuidado (¿Es una tela muy frágil que va a necesitar constantes reparaciones? ¿Será indispensable lavarla en tintorería?).
30.-Verifica que todas las prendas que mandas a la tintorería no tengan la alternativa de lavado en casa.

Bancos y seguros
31.-Los gastos médicos inesperados pueden tumbar al mejor ahorrador. Ten al día un seguro médico adecuado para todos los miembros de tu familia.
32.-No te gastes los intereses, ¡reinviértelos!
33.-¿Sabías que por cada consulta de saldo al cajero automático puedes pagar hasta 10 pesos? Averigua el monto de las cuotas que cobra tu banco por los servicios que ofrece y minimiza el uso de los que no necesitas.
34.-Nunca gires un cheque sin fondos, aun cuando tengas planeado cubrir el saldo “instantáneamente”; el costo de un cheque devuelto es demasiado alto. Lleva al día las cuentas de tu chequera para evitar sobregirarte por equivocación.
35.-Las tarjetas de crédito son un lobo en piel de oveja: A cambio de crédito y comodidad cobran altísimos intereses que pueden agujerar tu patrimonio. Procura utilizar las tarjetas simplemente por servicio.
36.-Evita que te cobren ciertos servicios, como uso del teléfono celular, de manera automática a tu tarjeta de crédito. Revisa cada cuenta antes de pagarla para evitar fraudes y para mantener conciencia de lo que estás gastando.
37.-Utiliza los programas de “millas” o “usuario frecuente” con cautela. Muchas veces estas promociones son ganchos para que consumas cosas innecesarias o a precios inflados (ÄCAP 5 para otros pormenores de los programas de recompensas).
38.-No hay tal cosa como un almuerzo gratis: Las promociones —particularmente las telefónicas— que te ofrecen grandes premios son generalmente ganchos que te obligan a comprar productos que no necesitas e incluso, en algunos casos, son fraudes. Antes de aceptar uno de estos “premios”, averigua perfectamente en qué consiste.

Buenos hábitos
39.-¡Deja de fumar! Por cada cajetilla que fumas al día gastas 5,500 pesos al año. Elimina, o reduce, la adicción a capuchinos helados, donas de media mañana y otros gastos “centaveros” que, mes a mes, se acumulan en grandes cantidades.
40.-¿Comes fuera de la oficina todos los días (o pides comida por teléfono a tu escritorio)? Estas comidas pueden acumularse en más de 20,000 pesos al año. Planea llevar el almuerzo preparado desde tu casa por lo menos tres veces a la semana.
41.-No te bebas tus ahorros. El consumo de bebidas alcohólicas es un lujo muy caro (en promedio una copa sale en 30 pesos y son pocos los que se pueden limitar sólo a una). Deja el vino y los cócteles para ocasiones especiales. No bebas por moda: Si te gusta disfrutar de una buena copa, ya sea en casa o en un restaurante, pero no eres un experto conocedor, busca asesoría en tiendas especializadas en donde te pueden recomendar excelentes opciones a menores precios; averigua en los restaurantes si puedes llevar tus propias botellas, pagando un precio de descorche.
42.-Limita el número de salidas que haces a la semana y elige ideas alternativas (como paseos, días de campo, rentar una película para ver en casa) que no impliquen un gran desembolso. En el mundo de hoy hemos olvidado el placer y la diversión que nos dan las actividades sencillas ¡Redescúbrelo!
43.-Más vale prevenir que sobregastar. Vigila tu salud y toma los pasos necesarios para prevenir enfermedades: Buenos hábitos alimenticios, ejercicio, chequeos médicos anuales y medicina preventiva.
44.-Solicita por escrito y archiva todos los reportes y evaluaciones médicas que te realices, como análisis de laboratorio, rayos X o pruebas psicológicas. Así evitarás tener que repetirlos en caso de pedir una segunda opinión o de requerir algún tratamiento subsiguiente.
45.-Planea tus vacaciones con anticipación. Si te es posible, viaja fuera de temporada; así podrás ahorrar hasta un 30% en el costo de hoteles y boletos de avión.
46.-Regala afecto, no lo compres. Limita la cantidad de regalos que das y el monto que gastas en ellos. Una bonita tarjeta o un detalle personal pueden tener mayor impacto a un costo mucho menor.
47.-¿Estás inscrito al gimnasio y no vas? ¿Tienes suscripciones a revistas que no lees? Cancela todos los servicios que no utilices y evita renovaciones automáticas.
48.-Limita el uso del teléfono celular. No lo utilices para preguntar “¿Y qué me cuentas?”, sino para hacer llamadas realmente necesarias.
49.-Si te gustan los juegos de azar o las apuestas, establece límites muy claros de lo que puedes gastar en ellos. Recuerda que estos juegos son una diversión, no una manera de hacerse rico.
50.-Los gastos navideños pueden dar al traste con la cuidadosa planeación de todo un año. Antes de regalar establece un presupuesto de lo que vas a gastar; limita el número de regalos que das y busca opciones alternativas, como intercambios u obsequios simbólicos que te permitan compartir con tus seres queridos sin agujerar tu cartera (Äal final de este capítulo encontrarás mayores consejos).
51.-Olvida tu aguinaldo. Tan pronto como lo recibas, inviértelo.

Pequeños gastadores
52.-Enseña a tus hijos a ser concientes con sus gastos. Mientras ellos sean tus dependientes económicos, el dinero que malgasten será en detrimento de todo el patrimonio familiar. Enséñales no sólo a cuidar el dinero que gastan, sino también a no desperdiciar agua, luz, comida, útiles escolares y a cuidar su ropa.
53.-Los niños viven bombardeados de publicidad. Muchas veces la primera palabra que aprenden a decir es “Coca” o “papas” por los anuncios que oyen y ven. Platica con ellos, desde pequeños, acerca de cómo la publicidad los manipula; recálcales que no tienen que “querer comprar” todo lo que ven y que, muchas veces, existe una diferencia entre lo que anuncian y la calidad real de los objetos.
54.-Guarda la ropa, libros y juguetes de tus hijos mayores que se encuentre en buen estado y “herédaselos” a sus hermanos menores.
55.-Limita las chácharas, dulces y regalitos que les compras a tus hijos para prevenir o resolver berrinches. Éstos son una enorme fuga de dinero que no resuelve ningún problema: Los berrinches sólo se acrecientan cuando los tratas de calmar con “sobornos”.

Y para finalizar
56.-Todos los días revisa tus bolsillos y guarda todas las monedas de denominación menor a 5 pesos en una alcancía. Cada mes deposítalas en el banco: las grandes cuentas se hacen paso a paso y peso a peso.

9 comentarios:

Daniel Alejandro dijo...

QUE BUEN POST, ES NECESARIO QUE NO SOLO EN ESTOS TIEMPOS DE CRISIS MUNDIALES, TENGAMOS LA COSTUMBRE DE AHORRAR, NECESITAMOS QUE ESTA CULTURA DE AHORRO SEA DE TODA LA VIDA, HEMOS VISTO GENTE QUE CON EXCELENTES INGRESOS YA NO VE LA PUERTA PARA PAGAR SUS DEUDAS, YA QUE SE HA DEDICADO TODA LA VIDA A GASTAR Y NI UN SOLO DIA A AHORRAR.

ES TAN FACIL DECIR "SI LO COMPRO", A ALGO QUE NOS GUSTO EN LA TIENDA, PERO PORQUE NO PENSAMOS EN TODO EL ESFUERZO QUE TUVIMOS QUE HACER PARA PODER GANARNOS ESE DINERO, POR LO MENOS YO QUE NO SOY CARLOS SLIM SI LO PIENSO. ESE DINERO QUE NOS GANAMOS CON TANTO ESFUERZO Y DESMAÑANADAS, ESTRES, MALHUMOR QUE TODO ESTO ES PROPIO DE UN DIA DE OFICINA, PODEMOS PENSAR, QUE NOS PUEDE SERVIR PARA NO TRABAJAR TODA LA VIDA Y CUANDO SEA MOMENTO DE NUESTRO RETIRO, TODO ESE DINERO QUE JUNTAMOS NOS DE RENDIMIENTOS PARA QUE TRANQUILAMENTE VIVAMOS SIN IR A TRABAJAR.

HAY MUCHAS MANERAS DE HACERLO ADINA NOS HA HECHO VER QUE SI SE PUEDE SOLO ES CUESTION DE COMENZAR. COMENZAR YA A AHORRAR SIN PRETEXTOS LO QUE SEA, Y DESPUES A INVERTIRLO PARA GENERAR UN RENDIMIENTO ES MUY FACIL... SOLO TENEMOS QUE INTENTARLO

LOS SALUDA UN TAMPIQUEÑO

Ana A. dijo...

Adina, excelente blog.
¿qué tan oportuno crees que sea abrir un pequeño negocio en estos momentos?, tengo dinero ahorrado y existe posibilidad de asociarme para abrir un cafe internet.
Viendo la situación financiera del país, ¿crees que sea buen momento para hacerlo?

Daniel Alejandro dijo...

que tal, ana veo tu intereses de abrir un cafe internet, disculpa que entrometa pero yo te puedo contestar algo.

1.- esa pregunta que le haces a adina se la han de hacer por lo menos 100 veces al dia las personas con las que platica o por mail o por su blog.
pero la respuesta no la tiene ella, la tienes tu.
te podria yo decir lo siguiente: con la situacion actual un cafe internet no seria a mi punto de vista viable si comprara el equipo a credito financiado con una tasa de interes alta y la deuda fuera en dolares.

pero si lo pusieras frente a una escuela donde hubiera mucho transito de estudiantes ademas de que compraste tu equipo de contado o con un plan de financianmiento con interes muy bajo. adelante¡¡

pero que crees, para todo negocio tienes que hacer un estudio de mercado, tienes que ver cuanto vas a invertir, cuantas horas lo tendras rentado al dia, al cuanto tiempo sera tu retorno de inversion, la renta del lugar, el pago de la luz, el mantenimiento de las computadoras.

Y ALGO SUPER IMPORTANTE mencionas que te quieres asociar. las sociedades de palabra no sirven debes hacer una sociedad legal ya sea una sociedad anonima una sociedad de responsabilidad limitada una s.c. etc que todos los puntos de manejo de dinero queden bien asentados y todo por escrito por esos socios de tu pones la mitadad y yo la mitada siempre de los siempres terminan mal porque uno siempre piensa qu etrabaja mas que el otro.

y pues momentos para poner negocios siempre los hay, siempre es siempre en momentos de crisis o en momentos fuertes en la economia de hecho siempre tienes que comer, tomar agua, vestir, ir al medico mandar un mail,trasladarte de un lugar a otro etc. asi que de todas estas necesidades haya o no crisis tienes que COMPRAR comida, COMPRAR agua purificada COMPRAR gasolina o sea que hay alguien que tiene un negocio y esta vendiendo

saludos

Frederick Meyer dijo...

Buen dia Adina, lei tu comentario en la revista inversionista..ahora leo tu blog.. no dejes de escribir.. buen dia . Saludos .

SaKuRa dijo...

muy buenos tips, gracias por compartirlos!!

Pequeña capitalista dijo...

El punto 6 me encanta. Ya es tu marca registrada.

Jorge Sánchez Tello dijo...

Hola, muchas gracias por tu comentario en mi blog. También tienes un blog muy bueno! Saludos
Jorge

iabarca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ismael Abarca dijo...

Excelentes tips, yo agregaría, por un lado, la importancia del ahorro en la deducibilidad de impuestos, conocer y contar con un buen contador es esencial, y por el otro lado, el desconocimiento... por decir un ejemplo, del reglamento de tránsito, como afecta nuestro bolsillo. La grua engancha tu auto y adios... el reglamento 2010 dice que deben vocear 3 veces al propietario sin enganchar el auto, pero no lo hacen y te muestran el reglamento 2009, qué tal. La ignorancia es muy cara. Saludos. Ismael Abarca.